viernes, 12 de abril de 2013

Cancioncilla de otoño / Andrés Chabrillón



Yo soy como Entre Ríos,
la del feliz otoño,
abril de los diamantes,
mayo de plata y oro,
Más que la primavera
es el abril, dichoso,
serenidad, dulzura,
frescura y abandono.
Más que el octubre inquieto
es nuestro mayo, hermoso;
cristales y rocíos
y azul y plata y oro ...
Viene sabiduría
junto con el otoño;
la vida apaciguada
descubre su tesoro.
Su miel acendra el alma;
la soledad, en torno
del alma, es un fecundo
silencio luminoso.
Las rosas son más puras,
miran mejor los ojos;
es claro el pensamiento
y el sentimiento es hondo ...
Una canción quisiera
del más fino decoro;
zarcillos de rocío
temblando en los pimpollos.
La simple cancioncilla
que es fugitivo elogio;
tejido de armonías
que se deshace pronto ...
¡Para ensalzar la pulcra
condición del otoño!

_____
Este poema lo saqué de este blog: Abalorios Poéticos. Sin embargo, lo coloco aquí con la forma -sin separación de estrofas- que posee en el libro que estoy consultando. A saber: Sadi Grosso (1985), Luis "Una sucesión poemática entrerriana" en Muestra literaria de Entre Ríos 1985, Dirección de Cultura de Entre Ríos. Paraná:1985 

Ilustración: El otoño (Árboles y casas) de Carlos de Haes (Hacia 1862) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario